El futuro del sector aeronáutico pasa por desarrollar nuevas tecnologías

Miguel Ángel Gómez Tierno, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid

La Fundación General CSIC y la Fundación PONS, con el apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid, la Fundación para el Conocimiento madri+d y PONS Patentes y Marcas Internacional, ha organizado la segunda jornada sectorial del ciclo “Empresas que Diseñan el Futuro” en 2015, que bajo el epígrafe “La experiencia de Airbus”, se ha centrado en el análisis de los principales hitos en el sector aeronáutico, así como los retos a los que se enfrenta a corto y medio plazo: qué es lo que veremos en el futuro y cómo influirán en la manera de hacer las cosas.

La sesión de apertura corrió a cargo de Sergio Larreina, director de Consultoría Tecnológica de PONS Patentes y Marcas Internacional. A continuación, Miguel Ángel Gómez Tierno, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid, contextualizó el ámbito en el que se desenvuelve hoy en día el sector aeronáutico, en términos generales y desde la actividad de una universidad pública, poniendo un especial énfasis en las relaciones Universidad (UPM) – empresa (Airbus).

Silvia Lazcano, subdirectora de Investigación y Tecnología de AIRBUS, desgranó los importantes retos pero también las “enormes oportunidades de mercado” a los que se enfrenta el sector aeronáutico en Europa en los próximos años, donde por encima de todo el objetivo será hacer compatible la previsión de crecimiento del tráfico aéreo de un 4,5% anual en los próximos 20 años con la necesaria reducción de la huella medioambiental entre un 50 y un 75% para el CO2 y de entre hasta un 90 por ciento en las emisiones dióxido de nitrógeno en las próximas décadas. “Lograr que en 2050 los niveles de emisiones en el sector disminuyan con respecto a las del año 2000 es nuestro objetivo”, señaló Lazcano.

Para respaldar la apuesta de AIRBUS por la I+D+i, la máxima responsable de innovación de la compañía señaló que en España, AIRBUS destaca como una de las compañías líderes en innovación donde actualmente genera un volumen de trabajo sostenible y altamente cualificado para 40,000 personas en nuestro país a través de sus 351 compañías certificadas EN9100 (96% PYMES) y 518 centros productivos.

Respecto de la política de innovación en AIRBUS, Lazcano advirtió que hay que trabajar equilibradamente sobre la necesidad de dar respuesta a los retos a corto y largo plazo, siendo los primeros resueltos con el foco puesto en la mejora de costes y eficiencia mientras que para los segundos es necesario poner en práctica el desarrollo de tecnologías disruptivas que den respuesta a las nuevas necesidades del mercado.

Silvia Lazcano también habló de las tendencias que mueven este mercado, apuntando a las nuevas formas de energía como las células de combustible, o el desarrollo de nuevas estructuras inteligentes o los nuevos conceptos y tecnologías que cambiarán radicalmente la forma de fabricar como tres de los más relevantes retos de futuro. También habló del nuevo enfoque hacia el viajero, marcando como gran objetivo convertir cada uno de los desplazamientos en una experiencia única para el usuario del avión.

Jose Luis de Miguel, coordinador de Programas y Estrategias de la Fundación General CSIC, clausuró la Jornada, agradeciendo la intervención de la ponente y destacando el papel tractor de Airbus sobre el sector de la aeronáutica en España. Un sector eminentemente exportador y en el que se crea empleo de calidad y sostenible. Destacó así mismo la voluntad de la compañía de asumir un compromiso de colaboración con el sector público que vaya más allá de las colaboraciones puntuales, haciendo de esta relación una parte importante de su estrategia empresarial.

En este sentido, destacó la conveniencia de que desde los agentes del sector público -centros públicos de investigación y universidades- se desarrollen igualmente estrategias institucionales de relación con el sector que impulsen la cocreación como mejor forma de transferencia de conocimiento. Todo ello, bajo un marco de financiación adecuado, que permita que este compromiso público-privado en investigación se desarrolle de forma estable y con continuidad.

Fuente: http://www.upm.es/institucional/UPM/CanalUPM/Noticias/49f97dcdcce5b410VgnVCM10000009c7648aRCRD