Entradas

La fabricación aditiva ahorrará mucho material a la industria aeronáutica

El proyecto europeo Merlin, en el que participan el consorcio vasco IK4 y la empresa madrileña ITP , busca cómo aprovechar los avances en fabricación aditiva de metales en la industria aeronáutica. Eso reducirá el material necesario y dará una gran libertad de diseño. En los procesos de sustracción utilizados actualmente se desperdicia el 75% del material utilizado.

Reducir los costes ambientales en la fabricación de las piezas de los motores de aviación, incrementar la libertad de su diseño y disminuir el consumo de combustibles y las emisiones de gases contaminantes son algunos de los beneficios derivados de la aplicación de las modernas técnicas de fabricación aditiva en la industria aeronáutica.

En este contexto, la Alianza Tecnológica IK4, del País Vasco -al igual que la empresa ITP, Industria de Turbo Propulsores,  participa en el ambicioso proyecto europeo Merlin, liderado por la multinacional Rolls-Royce, con el objetivo de acercar los avances tecnológicos de la fabricación aditiva de metales al mercado de los componentes de motores de aviación.

Los métodos tradicionales que se emplean en la fabricación de piezas para los motores aeronáuticos implican el uso de técnicas de sustracción de material, que generan chatarra en cuantías muy significativas y directamente proporcionales a la complejidad de la geometría elaborada.

Uno de los objetivos de los investigadores de Merlin es demostrar que técnicas de fabricación aditiva como la fusión selectiva por láser (SLM) y la deposición de metal mediante láser (LMD) pueden ser aplicadas a la fabricación de partes de motor y contribuir así a reducir el impacto medioambiental del transporte aéreo.

El responsable del proyecto en IK4, Jaime Ochoa, asegura que el uso de estas tecnologías permite el diseño de estructuras optimizadas y de geometrías más complejas debido a su gran libertad de diseño. De este modo es posible fabricar componentes con una elevada eficiencia en la utilización de material, ya que se emplea “donde hace falta”.

Ochoa afirma en la nota de prensa de Basque Research que el ratio Buy-to-fly -parámetro que muestra la relación entre el peso de la pieza final y la cantidad de material necesaria para la obtención de la geometría- de la industria aeronáutica en estos momentos es muy elevado. Para ilustrar su afirmación explica que, según datos de Rolls-Royce, para fabricar un motor de 7 toneladas hay que partir de una cantidad inicial de 28 toneladas, por lo que se desperdicia el 75% del material.

Cambiar las reglas del diseño

El investigador considera que la aplicación de los procesos de fabricación aditiva en el sector industrial permitirá la manufactura de nuevas formas, inalcanzables mediante los mecanismos tradicionales, estructuras más ligeras sin pérdida de eficiencia e incluso “cambiar las reglas del diseño”.

Además de IK4, ITP y Rolls Royce, el consorcio de compañías y centros tecnológicos que forman parte del proyecto Merlin incluye a GKN (Reino Unido), MTU (Alemania), Turbomeca (Francia), entre otros.

El proyecto, que tiene una duración de cuatro años y concluye el próximo 31 de diciembre, ha contado con un presupuesto total de siete millones de euros, en los que la Comisión Europea ha contribuido con una aportación de 4,8 millones de euros dentro del VII Programa Marco.

Fuente: http://www.tendencias21.net/La-fabricacion-aditiva-ahorrara-mucho-material-a-la-industria-aeronautica_a39153.html

ITP, en la MRO Aviation Week Europe Madrid 2014

ITP participa en la MRO Aviation Week Europe Madrid que se celebra esta semana en el recinto ferial de IFEMA de la capital de España. La feria reúne cada a año a las empresas más relevantes del panorama del mantenimiento o MRO de la aeronáutica, así como a otros actores relevantes del sector como aerolíneas, OEMs (fabricantes de equipos) y proveedores.

La sede de la feria es rotatoria entre diversas plazas europeas, celebrándose este año en Madrid.

ITP estará presente en la citada feria a través de su división ITP In Service Support. Recientemente, ITP In Service Suport ha ampliado su cartera de servicios con la adquisición de la licencia DOF (Designated Overhaul Facility) para los PW100 de Pratt & Whitney Canada, con la que refuerza su posicionamiento en el mercado de aviación regional.

Asimismo, cabe destacar la certificación de Rolls Royce, como uno de los ocho centros autorizados en el mundo, para el mantenimiento de su nuevo turboeje RR300 para el helicóptero Robinson R66 en la filial de ITP en Malta, incrementando así su red de servicios a operadores de helicópteros de todos los rangos a nivel mundial.

Los principales servicios de ITP In Service Support que se presentarán durante esta semana en la MRO Aviation Week Madrid son:

– Mantenimiento en las propias instalaciones del cliente (Onsite), ya sea en respuesta a un AOG (aircraft on ground) o dentro de una intervención programada.

– Capacitación de técnicos con las últimas prácticas y soluciones de mantenimiento mediante el programa de entrenamiento basado en realidad virtual 3D REVIEN, desarrollado por ITP.

– Soluciones logísticas tales como el alquiler de motores o el suministro de piezas durante AOG.

– Soluciones de ingeniería, diseño de utillaje, apoyo técnico durante operaciones, consultoría y desarrollo de soluciones para publicaciones técnicas.

– Soluciones de software para la gestión de flotas (FMS), monitorización de los parámetros de motor (EHM / ECTM), o la gestión y provisión de stock (SPRINT).

– Desarrollo de soluciones a medida para minimizar los costes de mantenimiento, soporte de ingeniería de flota y contratos adaptados a las necesidades de cada cliente.

Fuente: http://actualidadaeroespacial.com/default.aspx?where=3&id=1&n=13827

Comienza el proyecto XMART, colaboración industrial entre ITP e IMDEA Materiales

El proyecto XMART es una colaboración industrial entre Industria de Turbopropulsores S.A. (ITP) y el Instituto IMDEA Materiales que tiene como objetivo el análisis mediante tomografía computacional de rayos X de la distribución de porosidad en probetas de fractura y fatiga de MAR-M-247 para su correlación con los resultados de los correspondientes ensayos mecánicos, como así también con la porosidad encontrada en la correspondiente superficie de fractura.

En el proyecto participan investigadores del grupo de Micro y Nanomecánica, integrando en el estudio ensayos físicos de materiales con caracterización avanzada y técnicas de tratamiento de imagen.

Fuente: http://www.materiales.imdea.org/noticias/2014/comienza-proyecto-xmart

, , ,

Comienza el proyecto SIMUFOING

SIMUFOING es un contrato industrial entre Industria de Turbopropulsores S.A. (ITP) y el Instituto IMDEA Materiales para desarrollar nuevas técnicas de simulación válidas para la predicción del daño en motores de aviación debido a la ingesta de granizo y aves.

Los métodos numéricos serán validados con datos experimentales proporcionados por ITP, y deberán de ser suficientemente precisos como para poder anticipar fallos estructurales en los motores estudiados, y para un rango amplio de velocidades de ingesta. El grupo de Mecánica Computacional de Sólidos en IMDEA Materiales será responsable de las simulaciones dinámicas y de la implementación de modelos de material.

Ver todos los proyectos activos en el área de Ingeniería de Materiales Computacional del Instituto Imdea Materiales.

Fuente: Imdea Materiales

 

‘Clean Sky’, el futuro motor ecológico aeronáutico

Clean Sky Joint Technology Initiative, una iniciativa, en la que participan las principales compañías motoristas, se puso en marcha en 2008 y finalizará en 2017. Constituye, según ITP, “de una de las más importantes apuestas” de I+D, entre las promovidas por la Unión Europea.

ITP ha aportado alrededor de 40 millones a la iniciativa europea “Clean Sky” para avanzar en el desarrollo del futuro motor ecológico aeronáutico. La empresa vasca considera clave en su estrategia el desarrollo de estos motores y está ultimando la fabricación de su primer demostrador (SAGE 3) en sus instalaciones de Zamudio, que, a finales de año, se llevará al banco de pruebas.

El proyecto está dotado con un presupuesto total de 1.600 millones de euros, de los que el 50% es aportado por la UE y el resto por las propias compañías participantes.

En una entrevista a Europa Press, el director de Ingeniería y Desarrollo en ITP, Jaime Fernández Castañeda, ha subrayado que la aportación de la compañía a este proyecto es de aproximadamente 40 millones para el periodo comprendido entre 2008 y 2015.

Fernández Castañeda ha señalado que, con esta iniciativa, se pretende que todas las empresas europeas fabricantes de motores de aviones lleguen a cumplir los objetivos que fija la UE en términos de reducción de emisión de contaminantes y de CO2.

En concreto, la UE estableció un objetivo de reducir las emisiones de CO2 para el año 2020 en un 15% y las emisiones de óxido de nitrogeno en un 50%.

El proyecto europeo establece dos fases, una primera, que ya está concluyendo, y que incluye varios programas de demostradores aeronáuticos con diferentes tecnologías. En la actualidad, según ha precisado Fernández Castañeda, se habrían cumplido la “mitad” de los objetivos marcados por la UE y el resto se espera cumplir en una segunda fase, al finalizar 2017.

El reto que se han marcado es que los motores que vayan a estar en funcionamiento en las líneas áreas en 2020 cumplan esos requisitos, de manera que pueda ser una realidad el motor ecológico aeronáutico europeo.

“Tendremos motores que emitan un 15% menos de CO2 y se espera una reducción de coste del 20% en operación para la aerolínea y menos coste significa menos precio que se va a tener que pagar por cada vuelo”, ha añadido. Por ello, ha pronosticado que la entrada en servicio de los motores ecológicos europeos conllevará una reducción del precio de los billetes de avión.

DEMOSTRADORES

La iniciativa cuenta con seis programas de demostradores aeronáuticos, de los cuales uno es relativo a motor, llamado Sustainable and Green Engine (SAGE), que se traduciría como “Motor Verde y Sostenible”. El presupuesto para los trabajos encaminados a la realización de este motor es de más de 400 millones de euros.

La participación de ITP se centra fundamentalmente en el SAGE 3, donde se prueban nuevas tecnologías aplicadas a turbinas de baja presión, módulo en el que ITP es referente y líder a nivel mundial en su diseño y fabricación.

Martínez Castañeda ha señalado que se está en la fase de terminar de fabricar el primer demostrador en sus instalaciones en Zamudio. En concreto, se prevé concluir el módulo en otoño, Antes de que termine el año, el motor correrá en un banco de pruebas.

ITP no se encarga de todo el desarrollo del SAGE 3, sino que Rolls Royce también realiza una parte del demostrador y, una vez que ITP le envíe a Inglaterra sus piezas, la empresa británica montará el motor completo.

Martínez Castañeda ha señalado que se tendrá que realizar todo un trabajo de conocimiento de los distintos parámetros del motor y, cuando ITP analice todos esos datos a principios de 2015, se comprobará si funciona la tecnología que han desarrollado.

En los motores que estarán volando dentro de tres o cuatro años esperan incorporar todas estas mejoras en las que están trabajando y, posteriormente, se realizará otro paquete de mejoras para ir cumpliendo con los objetivos de la UE.

El responsable de ITP ha manifestado que el desarrollo de motores ecológicos es clave para el futuro de la empresa, y la “supervivencia” para la compañía. Según ha destacado, es lo que demanda el mercado y lo que también están haciendo sus competidores. “Lo tenemos que hacer sí o sí”, ha añadido. En todo caso, Martínez Castañeda se ha mostrado convencido de que ITP desempeñará un papel relevante en el desarrollo de este tipo de motores.

INVERSIÓN DE ITP EN I+D

Fernández Castañeda ha destacado el esfuerzo inversor que viene realizando ITP en I+D, que durante 2013 ascendió a 54 millones, de los cuales el 75% es de aplicación a factores medioambientales de reducción de combustible y emisión de gases y ruido.

La previsión para este año es destinar una cantidad similar, si bien, a la vista de que se esperan “cambios significativos” en la tecnología de los motores, habrá un incremento de las inversiones en I+D para los próximos años. En concreto, durante 2015 se podría dar un incremento del 50% en la inversión en I+D y una parte sustancial se centrará en todo el desarrollo de motores ecológicos.

La empresa ITP tiene previsto su instalación en uno de los edificios que conforman los Centros Tecnológicos de la Universidad Politécnica de Madrid en TecnoGetafe y la puesta en funcionamiento del Laboratorio de Ensayos Fluodinámicos (LEF). La implantación se enmarca dentro de un programa de Investigación denominado NEAT (“New Efficient AeroengineTurbomachinery”) con la participación de ITP y la propia Universidad.

Fuente: ecoticias

ITP organiza la reunión de I+D para el futuro motor ecológico aeronáutico europeo

Industria de Turbo Propulsores, S. A. (ITP) organizará en Bilbao, del 24 al 27 de junio, la reunión anual de seguimiento con un total de 40 representantes de las principales compañías motoristas que participan en la iniciativa de Investigación y Desarrollo “Clean Sky” (“Cielo limpio”) de la Unión Europea, dotada con un presupuesto total de 1.600 millones de euros.

Clean Sky Joint Technology Initiative, que se creó en 2008 y finalizará en 2017, es una de las más importantes apuestas de I+D entre las promovidas por la Unión Europea. Dotada con un presupuesto total de 1.600 millones de euros, el 50% es aportado por la UE y el resto por las propias compañías participantes. Su objetivo es contribuir a la mejora en el transporte aéreo mediante la reducción de consumo de combustible y emisiones (CO2 y NOx), del ruido externo y del coste del ciclo de vida del avión.

Motor verde y sostenible

La iniciativa cuenta con 6 programas de demostradores aeronáuticos, de los cuales uno es relativo a motor, llamado Sustainable and Green Engine (SAGE), que se traduciría como “Motor Verde y Sostenible”. El presupuesto para los trabajos encaminados a la realización de este motor es de más de 400 millones de euros.

La reunión de Bilbao, que desarrollará sus jornadas de trabajo entre los días 24 y 27 de junio contará con un número de 40 representantes de las empresas principales que participan, además de ITP, como socios en el SAGE (la británica Rolls-Royce, las francesas Airbus, Snecma, Turbomeca y Aircelle, las alemanas Rolls-Royce Deutschland y MTU, las italianas AVIO y Alenia y la sueca GKN).

En la revisión anual de los diferentes demostradores, se pondrán en común las diferentes líneas de actividad y lo logros obtenidos en cada uno de ellos.

SAGE 1 – Open Rotor
SAGE 2 – Geared Open Rotor
SAGE 3 – Large 3-Shaft Turbofan
SAGE 4 – Geared Turbofan
SAGE 5 – Turboshaft
SAGE 6 – Lean Burn

Participación de ITP

La participación de ITP se centra fundamentalmente en el SAGE 3, donde se prueban nuevas tecnologías aplicadas a turbinas de baja presión, módulo en el que ITP es referente y líder a nivel mundial en su diseño y fabricación.

En la actualidad ITP es responsable, entre otras, de las turbinas de baja presión del Trent 900, para el Airbus A380, del Trent 1000 para el Boeing 787 y de dos nuevos motores de Rolls-Royce, el Trent XWB-97, para el Airbus A350-1000, y el Trent TEN, diseñado para el Boeing 787-10.

Durante el ejercicio 2013 el esfuerzo inversor de ITP en I+D ha ascendido a 54 millones de euros, cifra de la cual el 75% es de aplicación a factores medioambientales de reducción de combustible y emisión de gases y ruido. ITP está a la cabeza de las empresas industriales españolas en inversión en materia de I+D en relación a sus ventas, con una media superior al 10% en la última década.

La empresa ITP tiene previsto su instalación en uno de los edificios que conforman los Centros Tecnológicos de la Universidad Politécnica de Madrid en TecnoGetafe y la puesta en funcionamiento del Laboratorio de Ensayos Fluodinámicos (LEF). La implantación se enmarca dentro de un programa de Investigación denominado NEAT (“New Efficient AeroengineTurbomachinery”) con la participación de ITP y la propia Universidad.

 

, , , , , , , , , , , , ,

25 años de ITP impulsando sueños

El pasado jueves el Grupo ITP celebró sus 25 años de trayectoria en la industria aeronáutica en una gala en Madrid para compartir con sus clientes, empleados del grupo y autoridades su gran satisfacción por llegar a este aniversario, habiendo superado las metas iniciales y convertido en una de las 10 motoras más importantes a nivel mundial.

La trayectoria de ITP es sin duda considerable, desde una compañía constituida con motivo del desarrollo del programa internacional EJ200 (motor del Eurofighter) a convertirse en la actualidad en una compañía líder con alcance global que aporta productos y servicios al mercado de motores aeronáuticos e industriales en todo el ciclo vital de producto. En la actualidad, sus actividades cubren el diseño, investigación y desarrollo, fabricación y fundición, y el montaje y pruebas de motores aeronáuticos y turbinas de gas aeroderivadas. Asimismo, provee de servicios de soporte a la mayor parte de los fabricantes de motores existentes actualmente en el mundo.

Su magnitud después de 25 años de recorrido también queda patente con cifras como contar en el 2014 con una plantilla de 3.000 profesionales repartidos en 18 centros operativos en países como España, Reino Unido, Malta, EE.UU, México, China e India.

Sus productos y servicios están posicionados en alta tecnología y calidad por una fuerte apuesta por el I+D. De hecho, es la empresa industrial española que más dedica a la inversión en I+D. En el año 2013, el 75% de la inversión de ITP en esta partida correspondió a proyectos con objetivos de mejora de aspectos ambientales de productos o procesos, orientados a la mejora de consumo, eficiencia, peso y ruido emitidos por sus turbinas.

Desde su inicio, Rolls-Royce ha apoyado el desarrollo de ITP en el mercado civil de aviones de doble pasillo. Y en la actualidad el Grupo ITP está participado por SENER (53,125%) y Rolls-Royce (46,875%). Este último, además es socio de programas de aviación civil internacional clave en aviones trasatlánticos (A380, A350 XWB y Boeing “Dreamliner”), donde ITP tendrá una cuota de mercado del 50% de la flota de aviones de doble pasillo gracias a su participación en los motores Trent, de Rolls-Royce. Igualmente en aviones regionales, en el caso del motor GTF, de Pratt & Whitney, y de negocios. Asimismo, es socio en consorcios de defensa europeos de referencia como: Eurojet –motor EJ200-; Europrop International, -motor TP400, que impulsa el A400M-; y MTRI, -motor MTR390-E, que equipa el helicóptero Tigre.

La gala de aniversario se desarrolló en los recintos de IFEMA, asistieron 1.300 personas entre los que se encontraban directivos de las compañías de motores aeronáuticos más relevantes a nivel mundial, como los consejeros delegados de Rolls-Royce y de Pratt & Whitney Canadá, John Rishton y John Saabas, respectivamente, y el presidente de SENER, Jorge Sendagorta. Asimismo estuvieron presentes directivos de General Electric y de Honeywell, además del ministro de Defensa, Pedro Morenés, el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, Pedro Argüelles, Secretario de Estado de Defensa, y altos mandos del Ejército español. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, manifestó su apoyo a la trayectoria y proyectos de ITP y, por extensión, a la industria aeronáutica española. También intervinieron tanto el presidente de lTP, Ricardo Martí Fluxá, como el director general, Ignacio Mataix.

Fuente: http://www.hispaviacion.es/25-anos-de-itp-impulsando-suenos/

ITP en TecnoGetafe

La empresa ITP tiene previsto su instalación en uno de los edificios que conforman los Centros Tecnológicos de la Universidad Politécnica de Madrid en TecnoGetafe a lo largo del 2014 y la puesta en funcionamiento del Laboratorio de Ensayos Fluodinámicos (LEF). La implantación se enmarca dentro de un programa de Investigación denominado NEAT (“New Efficient AeroengineTurbomachinery”) con la participación de ITP y la propia Universidad.

El objetivo que se pretende alcanzar con este programa es la investigación científica en el campo de la fluidodinámica para la generación de nueva tecnología para turbomaquinaría. Hoy en día prácticamente todas las fuentes de producción de energía conocidas, renovables o no, requieren de una turbomaquina que convierta la energía cinética de un fluido (gas, aire, agua, sales…) en energía mecánica. Es por ello que la repercusión de los avances tecnológicos que se alcancen en dicho laboratorio desborda el ámbito de la propulsión aeronáutica y alcanza toda la industria de generación de energía.

ITP celebra su 25 aniversario con más de 3.000 empleados en siete países

El grupo aeronáutico Turbo Propulsores S.A ( ITP) ha cumplido 25 años superando los 3.000 empleados en 18 centros de 7 países, incluidos Estados Unidos, Reino Unido, México, China e India, con un claro liderazgo a nivel mundial en el sector de motores aeronáuticos.

La compañía informó que durante todo el año 2014 se sucederán diferentes actividades para celebrar la efeméride, que se concentrarán en torno a dos grandes eventos en Bilbao y Madrid el próximo mes de junio.

El origen del Grupo ITP se remonta a 1989, con el desarrollo del programa internacional EJ200, motor del Eurofighter Typhoon, como parte del consorcio Eurojet, programa iniciado por Sener y que contó con apoyo del gobierno español y del gobierno vasco.

Desde su inicio, Rolls-Royce, accionista con el 46,875%, ha apoyado el desarrollo de ITP en el mercado civil de aviones de doble pasillo.

Hoy, ITP es una compañía líder con alcance global que aporta productos y servicios de alta tecnología y calidad al mercado de motores aeronáuticos e industriales en todo el ciclo vital de producto. Sus actividades cubren el diseño, investigación y desarrollo, fabricación y fundición, y el montaje y pruebas de motores aeronáuticos y turbinas de gas aeroderivadas.

Asimismo, provee de servicios de soporte en servicio a la mayor parte de los fabricantes de motores existentes actualmente en el mundo.

Programas de referencia internacional

El Grupo ITP, participado por Sener (53,125%) y Rolls-Royce (46,875%), es socio de los programas de aviación civil internacional clave, tanto en aviones trasatlánticos (A380, A350 XWB de Airbus y Boeing “Dreamliner”), donde tendrá una cuota de mercado del 50% de la flota de aviones de doble pasillo gracias a su participación en los motores Trent de Rolls-Royce, como regionales, como en el caso del motor GTF de Pratt & Whitney, y de negocios.

Asimismo, es socio en los consorcios de defensa europeos de referencia como: Eurojet –motor EJ200-; Europrop International, -motor TP400, que impulsa el A400M-; y MTRI, -motor MTR390-E, que equipa el helicóptero Tigre.

Tecnología y Medio Ambiente

ITP explicó que la compañía continúa con su apuesta por la tecnología como base del negocio y crecimiento en el mercado. Para ello, mantiene el desarrollo prioritario en la tecnología de turbinas de baja presión, de la que es líder del sector.

En relación a sus ventas, ITP es la empresa industrial española que más dedica a la inversión en I+D. En total, el 75% de la inversión de ITP en I+D en 2013 correspondió a proyectos con objetivos de mejora de aspectos ambientales de productos o procesos, orientados a la mejora de consumo, eficiencia, peso y ruido emitidos.

Para ITP es estratégico desarrollar tecnología propia para diseñar y fabricar motores aeronáuticos cada vez más eficientes, menos ruidosos y más respetuosos con el entorno en general, a lo largo del ciclo de vida.

Fuente: http://www.infodefensa.com/es/2014/03/23/noticia-celebra-aniversario-empleados-siete-paises.html

, , , , , , , ,

“Uno de cada dos aviones que vuela lleva turbinas ITP”

IGNACIO MATAIX, Director General de ITP

Ignacio Mataix es Licenciado en Derecho y Ciencias Económicas por ICADE. Después de 13 años de experiencia en el sector de la banca e inversiones, Mataix se incorporó a SENER en el año 2000 hasta que en el 2004 fichó como primer ejecutivo de ITP, compañía española que surge en 1989 como necesidad de entrar industrialmente en el programa del Eurofighter fabricando parte de sus componentes. Desde que se abrieron sus primeras instalaciones en Ajalvir en 1991, esta compañía no ha dejado de crecer nacional e internacionalmente, participando en la fabricación y desarrollo de las turbinas de los motores para los programas civiles y de Defensa más relevantes de la industria.

¿Cómo y cuando surgió la empresa?

ITP surgió en 1989 en base a la participación española en el programa Eurofighter. En ese momento, ITP entra en el taller de motores en Aljavir (propiedad de CASA) convirtiéndose en la principal empresa aeronáutica de motores en España. Pero para poder crecer hacía falta algo más que el Eurofighter (con el motor Eurojet EJ200) y conseguimos que Rolls-Royce participara en el accionarado de ITP con el 47%, iniciando en ese momento el desarrollo de la nueva línea de motores Trent.

¿Cómo se diversifica vuestro trabajo en las diferentes factorías que tenéis en España?

La expansión de la empresa en España ha ido desarrollándose a medida que hemos ido participando en los diferentes programas dentro de nuestras dos líneas de actividad: por un lado la fabricación de motores nuevos (tanto en el área civil como de Defensa) y por otro lado el soporte en servicio.

Nuestra planta de Ajalvir es el origen de toda la historia y experiencia de motores aeronáuticos en el país. En ella se encuentra el centro neurálgico del soporte en servicio. Para el programa Eurofighter montamos los motores del EJ200 en Ajalvir, sus componentes los fabricamos en Tamudo, tenemos personal desplazado en Getafe en la línea de motores, y en Morón también fabricamos algunos componentes y trabajamos en un un banco de pruebas y en el taller del Ejército del Aire. En cuanto al A400M, programa en el que tenemos un 20% de participación –siendo la más alta que tenemos– fabricamos los componentes en Tamudo pero montamos los componentes y tenemos un banco de pruebas a cielo abierto en Morón.

Además, poseemos en Barakaldo la fundición Precicast Bilbao (PCB) –adquisición del 80% de ITP y el resto de un socio suizo– en la que trabajan 250 empleados y donde muchos de nuestros productos tienen su origen en el fundido. En el Parque Tecnológico de Tamudo también trabajamos en la actividad exterior del motor. Por último, en Albacete disponemos de un taller de reparación de motores de helicópteros, entre ellos el NH90 y el Tigre.

Actualmente tenemos 2.900 trabajadores a nivel mundial, de los cuales 1.800 son en España que se reparten el 60% en el País Vasco y el 40% en Madrid.

Además, cuentan con una alta presencia internacional.

Contamos con instalaciones en Reino Unido desde 2009 tanto de ingeniería como de fabricación con importantes clientes como Pratt & Whitney y General Electric. En 1996 iniciamos en México actividad de mantenimiento y fabricación de componentes tanto de motores como en tuberías. Y por último, hace unos años adquirimos la sociedad llamada Aeromaritime, dedicada al mantenimiento de helicópteros, con tres bases principales: Arizona, desde donde cubrimos una parte del mercado norteamericano, Malta cubriendo el norte de África y una parte de Europa, y Reino Unido donde reparamos componentes. Nuestro principal centro de fabricación lo tenemos en España pero tenemos que ser capaces de dar un coste competitivo y fabricar componentes con menor valor añadido en países con menos coste pero siempre manteniendo la calidad y la capacidad de suministro.

¿Qué ofrece ITP que le diferencie de sus competidores?

Nuestro mayor valor es que somos capaces de hacer un proceso completo, diseñamos y fabricamos, y en esto hay muy pocos competidores en el mundo, parte de ellos en Italia, Alemania y Japón. Competimos con ellos pero también mantenemos relaciones importantes entre los OEM (fabricantes de motores) y los Tier1 como somos nosotros. Tenemos una relación especial con Rolls-Royce no sólo accionarialmente sino que además participamos en toda la familia de motores Trent, desde el Trent 500 hasta el XWB.

Nuestra competencia se basa en desarrollar un producto competitivo tecnológicamente, que sea más eficiente, con menos consumo y con una reducción de ruido y emisiones, tal y como establece el Plan 2020.

Nosotros tenemos que dar un producto seguro y de calidad y después vienen el resto de elementos como la reducción de consumo y de ruido. Lo que nos piden y nos pedimos a nosotros mismos es un crecimiento importante en el volumen a futuro y para ello es importante que nuestra cadena de suministro nos siga y realice las inversiones necesarias para soportar ese crecimiento.

¿En qué programas civiles estáis trabajando actualmente?

Estamos trabajando en el Trent XWB para el A350XWB, el cual lleva motores Rolls-Royce y en el que tenemos una participación importante. Para Rolls-Royce, en los motores de programas civiles, diseñamos y desarrollamos la turbina de baja presión y tenemos una participación sustancial a riesgo en todos los programas como el A340, A380, A350 y Boeing 78 participando en la turbina de baja presión con diseño de ITP y por eso decimos que con el crecimiento de estos programas en los próximos años, Roll-Royce tiene una cuota de mercado del 50% en esos aviones e ITP tiene la exclusividad para esas turbinas, con lo cual, uno de cada dos aviones que vuele tendrá una turbina ITP.También tenemos una participación estratégica con Pratt & Whitney para el Turbofan, que su primer éxito más importante fue el lanzamiento del A320neo y que ha ganado luego muchas aplicaciones. Nosotros firmamos en octubre del año pasado un acuerdo para hacer una parte del FTP de una aplicación del neo y otras aplicaciones. En su momento no pudimos entrar porque es un motor desarrollado en los año 80 e ITP aún no había nacido, con lo cual no teníamos una participación significativa.

En cuanto al área de Defensa, además de trabajar en el A400M, ¿en qué otros programas estáis implicados?

En el A400M tenemos una participación del 20% pero además trabajamos en otros proyectos como en el MTRI (del Tigre) donde tenemos una participación del 25% diseñando la turbina. También tenemos una participación en el consorcio de MTRI (que es la unión de MTU, Turbomeca, Rolls-Royce e ITP) para el helicóptero Tigre, en el consorcio Eurojet –para el Eurofighter– y en el EPI para el A400M . También tenemos una participación en el NH90.

¿Os ha afectado de alguna manera la reducción de los presupuestos de Defensa en los últimos años?

Nos afecta de manera sustancial, especialmente por el el Eurofighter, si se produce o no. Nos encontramos en plena entrega del final del Tranche 2 y Tranche 3. Creo que el programa se encuentra en plena producción y ya hay un número de unidades importante volando y en servicio. Yo diría que ahora mismo está con el reto sustancial de conseguir campañas de exportación. Tenemos Austria como primera compaña, seguida de Arabia Saudí y Omán pero el reto es consolidarse aún más internacionalmente ganando estas campañas de exportación.

“Paris Air Show ha sido una feria muy productiva porque se han conseguido pedidos importantes que influyen al crecimiento de ITP”

¿Cómo ha ido evolucionando la industria de las turbinas en las últimas décadas?

La evolución del sector es muy demandante porque cada una de las aplicaciones que lanzamos demanda una mejora, sobre todo en consumo para conseguir una mayor eficiencia. Los productos que está lanzando Airbus ahora con respecto a los de años anteriores cuentan con un 15% de reducción de consumo, lo que supone una evolución muy significativa tecnológicamente.

En el caso concreto de ITP esta evolución también se refleja porque hemos ido invirtiendo en ese desarrollo tecnológico. Todos los años invertimos una cantidad significativa, entre un 12 y 14% en I+D sobre ventas –más de 1.000 millones de euros anuales–. Probablemente sea una cantidad mucho mayor de lo que invierten nuestros competidores, porque tenemos que reducir las distancias con los competidores que llevan más de 50 años en esto.

¿Las instituciones están lo suficientemente involucradas en este tipo de inversiones tecnológicas?

La inversión en I+D es completamente necesaria. En ITP siempre hemos contado con el apoyo de las instituciones públicas, del gobierno vasco, del Ministerio de Industria y del CDTI. En aeronáutica los proyectos pasan cada 20 años y si no tienes el apoyo en ese momento pasarán 20 años hasta que se renueven, con lo cual si perdemos las oportunidades porque no tenemos la capacidad económica y financiera para invertir en nuevos programas –un motor cuesta algo así como 1.500 millones de dólares– perderemos la oportunidad y no lo recuperemos hasta dentro de 20 años. Por eso es tan importante la inversión, porque significa, entre otras cosas, crear o no puestos de trabajo. Hay que intensificar las inversiones porque es una industria que crea empleo, no tiene ninguna debilidad desde el punto de vista de su crecimiento, el tráfico aéreo no hace más que crecer y por tanto hay que seguir apoyándola. Porque en aeronáutica o estamos a la vanguardia o estaremos compitiendo con países de bajo coste y nuestros costes laborales no pueden competir con esos países.

Y que mejor escaparate para la industria que el salón aeronáutico Paris Air Show, celebrado recientemente. ¿Qué balance hace de la feria?

Creo que ha sido una buena feria. Hemos visto un gran número de pedidos., una feria dinámica en el segmento civil, no tanto en Defensa, con lanzamientos importantes como el 787-10 de Boeing, muy importante para nosotros porque estamos en el segmento alto. Hay movimientos nuevos en las aplicaciones de ITP, hemos visto el primer A380 de British volando que lleva un motor Rolls-Royce de ITP, hemos visto un display sensacional del A400M, al que le espera un futuro muy prometedor, y otras muchas operaciones importantes. Para nosotros ha sido una feria muy productiva en la que se han conseguido pedidos importantes que influyen al crecimiento de ITP.

¿Hacia donde cree que va la industria aeronáutica española?

Creo que va por muy buen camino. El elemento que todos tenemos que conseguir es que la industria aeronáutica sea uno de los pilares fundamentales de la industria y por tanto el gobierno debería entenderlo así. En términos comparativos, hay pocas industrias en España que puedan decir que hemos logrado la capacidad de diseñar un producto y fabricarlo. Nosotros somos propietarios del producto, algo que industrialmente tiene un alto valor porque podremos trabajar en mejorar cualquier parte del producto, es decir, tenemos la capacidad de hacer el ciclo completo del producto, con una industria propia, algo de lo que pocas industrias españolas pueden presumir de tener esa excelencia.

Fuente: http://www.periodicoaire.com/ignacio-mataix-director-general-de-itp/